La visita del ministro de Sanidad en funciones a Aranda fue una «tomadura de pelo»

El PSOE ribereño censura que la presencia de Alfonso Alonso no se aprovechara para exigir una solución a los graves problemas sanitarios que se padecen en la comarca

El ministro Alfonso Alonso, rodeado por cargos públicos del PP, visitó Aranda el 31 de mayo
El ministro Alfonso Alonso, rodeado por cargos públicos del PP, visitó Aranda el 31 de mayo

Como “tomadura de pelo” califica el Grupo Municipal Socialista la visita que el ministro de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad en funciones, el popular Alfonso Alonso, realizó el pasado 31 de mayo a la capital ribereña y en la que prácticamente solo hizo alusión a la alarma desatada sobre el virus zyka y su repercusión en la próxima celebración de los Juegos Olímpicos. “Esta visita es una clara tomadura de pelo. Se ríen de nosotros a la cara. Y lo que es más triste, algunos están tan contentos”, censura la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de la capital ribereña, Mar Alcalde.
Desde las filas socialistas no se entiende que, ante las carencias que sufre la Sanidad arandina y ribereña, la alcaldesa de Aranda, Raquel González, no aprovechara la presencia de Alonso en la villa para exigir una solución a esta situación. En su lugar, prefirió ir a Valladolid a una reunión de la Federación Regional de Municipios y Provincias.
“¿No era más importante ir con el ministro a ver el Hospital Santos Reyes, enseñárselo, hablar con quien lo gestiona y ver esos barracones indecentes donde se está dando Oncología? Desde luego, el Grupo Municipal Socialista considera que sí. Eso tenía que haber hecho la alcaldesa pero, evidentemente, para ella no tiene la suficiente importancia”, señala Alcalde.
Desde el PSOE se recuerda que los problemas que ha obviado la regidora están relacionados con la falta de especialistas, incremento de las listas de espera y la prestación del servicio de Oncología en casetas de obra que se instalaron provisionalmente y llevan operativas más de un lustro. Una situación que sufren los más de 45.000 habitantes que dependen directamente del Hospital Santos Reyes.