La implantación de la Inspección Técnica de Construcciones debe ir acompañada de ayudas

El Grupo Municipal Socialista respalda esta medida de control de inmuebles aunque advierte de que no hay personal suficiente para realizar un buen seguimiento

El grupo municipal socialista ha propuesto al Ayuntamiento de Aranda que, de forma paralela a la implantación de la Inspección Técnica de Construcciones (ITCs), se habilite una línea de ayudas que contribuya a financiar las obras de acondicionamiento que subsanaran las deficiencias detectadas en estos estudios.

3.000 edificios están pendientes de pasar la ITCs
3.000 edificios están pendientes de pasar la ITCs

Desde el PSOE arandino se recuerda que los pasos preliminares para elaborar una ordenanza que regule las ITCs arrojan que están pendientes de ‘pasarla’ cerca de tres millares de inmuebles en la capital ribereña, todos ellos de más de 40 años. Esto hace temer que haya que acometer importantes trabajos de rehabilitación que, en algunos casos afectarán a comunidades de vecinos con edades avanzadas y recursos muy limitados.
“No se puede ahogar a las comunidades o a las personas con pocos recursos”, señala la portavoz del Grupo Municipal Socialista, Mar Alcalde, justificando la propuesta trasladada a la Comisión de Urbanismo, y que sin plantear ninguna cifra en concreto para dotar estas subvenciones, sí que apuntan que debería seguir las líneas marcadas por las ayudas al arreglo de fachadas.
Alcalde advierte de que su formación apoya sin fisuras la implantación de las ITCs “siempre que se haga bien”. En este sentido, muestra su preocupación por entender que la Oficina de Urbanismo no cuenta en este momento con personal suficiente para realizar un correcto seguimiento de las inspecciones.